12 nov 2013
noviembre 12, 2013

Magia Café por Mónica Núñez Paris

0 Comentarios

El último montaje teatral en el que están trabajando los miembros de Caídos del Cielo es Magia Café, de Paloma Pedrero.  Los talleres teatrales de la Asociación se convierten para sus integrantes en lugar de encuentro para todos cuantos hacen del teatro una herramienta con capacidad de sanación y esperanza.

Por ello, queremos escuchar lo que sienten y expresan los componentes de esta “bella locura“. Magia Café por Mónica Núnez Paris:

“A lo mejor muy pronto me crecen las alas, Amparo, y yo te llevaré a dar una vuelta”-le dice Magia a Amparichu ante su ferviente deseo de soñar-y ninguna de las dos se da cuenta de que las alas ya las tienen, porque han soltado el lastre que las hace esclavas del mundo para ser las dueñas de su vida. Magia, la “indigente con dedos de nácar”, Amparichu, que no quiere despertar del sueño en que un hombre “abre la puerta de su casa, de sus pasteles”, Pajarito, “preparado para triunfar”, Jacaranda, el hijo pródigo, que busca un perdón que ya tiene; Quinn, que trenza canastas de corazón a corazón, con el mimbre del amor; Gatina, salvaje, pura, bella, fugaz; y Frida, ángel de la guarda empeñada en clavarse a taladro a la mentira de la realidad, porque tiene miedo a volar, y Mudo, Rosco, el poeta.. todos rotos pero firmes…. Y el ser sin mancha que redime y limpia, la esperanza que cada uno de nosotros, si sabemos asistir a este acto de amor con el corazón abierto, gestaremos. Todos ellos nos ensancharán el alma, si nos dejamos. Y nos levantaremos de la butaca palpándonos las espaldas y diciendo, como Amparichu: ”

¡Tengo alas, tengo viento!.

Comparte!
Deja un comentario