¿Qué es Caídos del Cielo?

El nombre Caídos del Cielo procede de una obra teatral de Paloma Pedrero, estrenada en 2008 en el Teatro Fernán Gómez de Madrid. Esta obra fue escrita expresamente para un grupo de personas sin hogar que llevaban años asistiendo a un taller de teatro que la autora y directora impartía para la Fundación RAIS.

Cuando Pedrero consideró que el grupo ya estaba maduro para afrontar el montaje de un espectáculo teatral profesional, se lanzó al ambicioso proyecto de escribir una obra de gran formato para ellos, en la que se reflejara la realidad de las personas sin hogar. Este proyecto se realizó después de un complejísimo trabajo pedagógico, artístico y social. La obra fue premio Talía de Teatro, formó parte del Festival de Otoño de ese año y, gracias al éxito alcanzado, hizo temporada en el mismo Teatro Fernán Gómez.

{

Un espacio para dar continuidad a esta labor de transformación de las personas y su entorno a través del teatro, cultivando su talento artístico y sensibilidad.

Una vez pasada la temporada teatral de Caídos del Cielo, y ya sin RAIS ofreciendo su respaldo asistencial al grupo de teatro, Pedrero y su equipo sintieron que no podían abandonar a su suerte a esas personas que habían participado en un proceso de creación tan fructífero para sus vidas y las de otros, y a todos aquellos que pudieran integrarse en el proyecto. Fue a partir de esta situación que se creó Caídos del Cielo, un espacio para dar continuidad a esta labor de transformación de las personas y su entorno a través del teatro, cultivando su talento artístico y sensibilidad.

El hecho de que esta asociación nazca a cargo de un grupo de personas independientes y procedentes del mundo del arte, lo social y la producción, nos hace disponer un gran capital profesional, pedagógico y humano.

Ya en una dinámica de trabajo continuado, sucede que en el grupo hay un ciclo de crecimiento natural que pide cíclicamente el montaje de una nueva obra teatral para ser mostrada al público (hasta el momento son ya son siete los espectáculos realizados). Las exigencias de un montaje conllevan un incremento del ritmo de trabajo y ensayos. Con el objeto de no alterar sustancialmente la dinámica del taller en estos procesos de montaje, se crea Caídos del Cielo Compañía, aparte del taller, con los alumnos que los profesores estiman adecuado, así como actores o actrices profesionales que se incorporan exprofeso, o que ya forman parte de los talleres.

Caídos del Cielo está siempre en proceso de renovación y búsqueda de apoyos, tanto materiales como humanos. Y buscamos establecer convenios con organizaciones sociales para cubrir la labor asistencial necesaria para un mejor rendimiento artístico de los que participan en los talleres.

 El trabajo llevado a cabo desde hace casi 20 años por la dramaturga Paloma Pedrero impartiendo un taller de teatro pionero en Madrid para personas sin hogar, uno de los rostros más visibles y más crudos de la exclusión social, no sólo ha resultado un proyecto innovador y notorio en el panorama social y artístico español en general y madrileño en particular, sino que, además, ha transcendido a otras organizaciones.

{

El Teatro es una herramienta terapéutica útil para conseguir que las personas en riesgo de exclusión social puedan recuperar la autoestima y confianza en sí mismas, por eso nuestro lema es “El Teatro puede”.

La experiencia de montajes de espectáculos teatrales profesionales, de gran formato, donde fraternizan excluidos sociales y actores profesionales, tiene unos resultados tan fructíferos para unos y otros, así como, para todos aquellos que participan en el proyecto, que ha demostrado que el Teatro es una herramienta terapéutica útil para conseguir que las personas en riesgo de exclusión social puedan recuperar la autoestima y confianza en sí mismas, por eso nuestro lema es “El Teatro puede”.

El espíritu altruista con que se gestó este Proyecto, la defensa de los valores humanos que propicia, el empleo del teatro como herramienta para la reinserción social, el beneficio que genera entre las poblaciones en riesgo de exclusión y la defensa de los principios fundacionales de UNESCO han sido las principales motivaciones para que a finales de mayo de 2013 esta organización internacional otorgase al Proyecto Caídos del Cielo, el VII Premio DIONISOS, establecido por UNESCO, para proyectos teatrales con repercusión social. Asimismo, en 1918 el Samur Social del Ayuntamiento de Madrid, otorgó a nuestra presidenta uno de sus premios anuales por su labor con personas sin hogar. Además, Pedrero ha sido nombrada embajadora mundial del teatro por la UNESCO.